José Ángel,

Me llamo José Ángel, tengo 23 años de edad, yo fui “Au Pair” por un año en Annecy, HauteSavoie. Yo estuve en una familia con 3 niños (Sacha, Nino - 2 gemelos de 8 años - y Clara, una niña de 3 años). Mi experiencia con mi familia “Au Pair” fue única. Nunca la cambiaría por nada en el mundo. Yo me sentí en casa desde el primer día que llegué, me recibieron con los brazos abiertos como si fuese un miembro más de la familia A pesar que ya he terminado mi contrato con la familia, eso no impide que no veamos regularmente. Yo voy con mucha frecuencia a visitar a la familia para saber cómo están los niños y comparto con ellos. Yo considero que siempre tendré una familia extensa en Francia. 

 Al principio cuando tomé la decisión de irme a Francia en el programa “Au Pair”, como todos tenía muchas dudas y miedos; si me iba a sentir a gusto con la familia, o si iba a aprender bien el francés, si me iba a gustar la región en donde iba a estar, si la familia iba a aceptar mi perfil para ser un miembro más. 

Todo eso a la vez me daba ganas de lanzarme a una nueva aventura, tenía ganas de tener nuevas experiencias y descubrir una nueva cultura. A mí Francia siempre me llamó la atención y pensé que el programa “Au Pair” iba a ser una buena opción para aprender el francés hablando con los niños y yendo a clases de francés, conocer mejor la cultura francesa, ver un nuevo país y, sobre todo, encontrarme con gente nueva de otros países. Tuve la oportunidad de conocer así a otros jóvenes “Au Pair” de todas partes del mundo. 

 Mi consejo para los jóvenes venezolanos que quieran irse a Francia como “Au Pair” es que no lo piensen dos veces, porque en realidad es una experiencia inolvidable. Uno crece como ser humano en todos los aspectos; en la forma de pensar, actuar y como uno ve el mundo. Esta experiencia aporta mucho al crecimiento, a la madurez de los jóvenes: defenderse solo en un país extranjero y teniendo la responsabilidad del cuidado de los niños, no son tareas fáciles. Si uno se lo propone, lo logra. En otras palabras, ser “Au Pair” abre las puertas a un enriquecimiento de ser joven, único. 

Láncense a una nueva aventura y ¡espero sea fructífera!