La enseñanza superior en Francia es una vieja historia: existían en Francia Universidades desde la Edad Media. Esas Universidades, sus profesores y sus alumnos han tenido, a lo largo de la historia del mundo, una influencia mayor dentro de cada área del saber.

De mucha tradición, la enseñanza del francés es acogedora. En Francia, no se hace ninguna distinción entre los estudiantes internacionales y los estudiantes franceses: las exigencias de acceso son idénticas, los diplomas otorgados son los mismos. La Ley francesa lo exige. Francia, país de los derechos del hombre y del ciudadano, rechaza cualquier forma de discriminación.

La enseñanza superior francesa es moderna y dinámica: forma los actores de una nación dentro del campo de la Ciencia, del Management y de la Cultura. Francia es hoy en día la 5ª potencia económica y el segundo exportador de servicios del mundo. Los éxitos franceses son numerosos: Airbus, Tren de Gran Velocidad, Cohete Ariane, Industria del lujo y de la moda, Descubrimiento del VIH y de muchas más, alrededor de estos logros se desarrollan mujeres y hombres formados en Francia. 

 

montpellier_0.jpg

 La facultad de medicina de Montpellier fue creada en 1220. Ahí estudió Nostradamus

 

Ciencias del Ingeniero, Management, Ciencias políticas: a usted también, Francia le ofrece la oportunidad de realizar un recorrido excepcional.

La excelencia de la educación superior francesa es ampliamente reconocida a través del mundo. Sea en el Academic Ranking of World Universities (ARWU), en las clasificaciones del Financial Times, en el European Report on Science & Technologies de la Comisión Europea, siempre se encuentran casas de estudio superiores franceses en el primer nivel.

Francia invierte masivamente cada año en la educación superior y la investigación: la educación ocupa el primer puesto de gastos en el presupuesto del estado, o sea más del 20%.

 

Es otra paradoja francesa: una de las mejores educaciones superiores del mundo es también una de las más asequibles económicamente. 

 

Hoy en día, son alrededor de 190.000 estudiantes internacionales (10% del efectivo de los estudiantes) que han escogido de realizar la totalidad o una parte de sus estudios en Francia y enriquecen a la enseñanza superior francesa de sus culturas, de su entusiasmo y de sus experiencias.

En Francia, las formaciones superiores se apoyan en laboratorios de investigación acreditados o en el conocimiento de profesionales experimentados: cualquier sea su área de estudios, siempre estará en contacto con expertos reconocidos. 

 

Con  270 000 estudiantes extranjeros (el 12% del total de estudiantes, incluyendo 25 000 doctorandos), Francia se ubica en el tercer rango de los países de acogida después de Estados Unidos (535 000) y de Gran Bretaña (340 000). 

Los establecimientos franceses otorgan diplomas conformes a las normas europeas, fundamentadas en una arquitectura común llamada "LMD" (Licencia, Máster, Doctorado). Estos diplomas son ampliamente reconocidos y cotizados en el mundo.

 

larochelle.jpg

Estudiar en Francia, es también una oportunidad para aprender el francés o para perfeccionarlo. Y unirse de esta manera a  250 millones de francófonos que manejan el idioma de los Olímpicos, el idioma de la ONU o el idioma oficial y de trabajo de la Unión Europea.

Vea el video de la Universidad Pierre et Marie Curie de París. 

 

Los estudiantes extranjeros - de cualquier nacionalidad - tienen en Francia los mismos derechos y los mismos beneficios que los estudiantes franceses. En diez años, el número de estudiantes en Francia se incrementó un… 75 % !


Los éxitos industriales, tecnológicos y científicos franceses (espacio, transporte, medicina, matemáticas), el número de premios Nobel o de medallas Field, demuestran que Francia es un polo de innovación y de investigación entre los más dinámicos.