Si su objetivo es proseguir estudios en Francia, aprender el idioma para un fin profesional o simplemente por gusto personal, existen centros de formación que imparten cursos durante el verano e incluso todo el año en unas 80 ciudades en todo el país.

Aunque proveniente de una cultura milenaria, ha sabido extenderse, respetando las diferencias de todos y de cada uno de los que lo han elegido como lengua de comunicación, de formación, de apertura y de esperanza.

En su diversidad y su riqueza, nos permite ser diferentes, sin dejar de ser nosotros mismos.

Recuerde que para tramitar una visa, tiene que estar inscrito(a) por un mínimo de mínimo 4 meses de curso y de 20h de clases por semana y si se trata de un establecimiento privado, tiene que tener el pago del curso por la duración de la visa solicitada. Consulte el enlace de visado estudiantil en paralelo a la búsqueda de un centro para estar seguro que éste cumple los requisitos exigidos por el consulado.

Durante los meses de verano, el estudiante de idioma puede tener acceso eventualmente a una habitación en residencias universitarias.

No hay becas para cursos de idioma y se recomienda tener un nivel básico antes de irse para Francia. El parendizaje será mucho más rápido y efectivo.

fle_0.jpg