Antes de iniciar su búsqueda, es necesario determinar qué tipo de alojamiento le corresponde mejor en función de sus recursos, del tiempo de estadía y del tipo de estudios a seguir.

Los alojamientos estudiantiles disponibles son más numerosos en el interior. 

Los mismos tienen prestaciones iguales y son generalmente menos caros. Es una de las razones por las cuales aconsejamos a los estudiantes internacionales escoger la provincia.

El costo del alojamiento es muy variable pero, en Francia, los estudiantes extranjeros benefician de ayudas al igual que los estudiantes franceses.  

Siempre es más confortable tener un alojamiento definitivo antes de su salida para Francia. Eso será el caso si consigue una habitación en una residencia universitaria del CROUS (aunque los cupos están reservados a los becarios del gobierno francés o a los estudiantes de los programas de intercambios) o si ha sido aceptado en una escuela que tiene su propia residencia.  

En los otros casos, la búsqueda de un alojamiento a distancia podrá ser difícil: no tendrá la posibilidad de visitar los alojamientos y por lo tanto de decidir con pleno conocimiento de causa. De la misma manera, será difícil presentar un fiador o firmar un contrato de arrendamiento.

Es por eso que muchos estudiantes escogen un alojamiento temporal durante las primeras semanas de estadía en Francia. Se puede aprovechar este periodo para buscar in situ un alojamiento definitivo.

La Cité Internationale Universitaire de Paris ofrece un portal indispensable para todos aquellos que se van con planes de estudios universitarios y/o de investigación en la capital francesa. Le ayudará en la búsqueda de una vivienda, en los trámites administrativos así como muchos temas de interés.


Recurrir a las ofertas del sector locativo privado  

Para alquilar un alojamiento del sector privado, es indispensable realizar un contrato de arrendamiento. Antes de concluir este contrato, deberá demostrar su solvencia (disponer de un ingreso al menos igual a tres veces el monto de la renta) y pagar una fianza equivalente a 2 veces el monto del alquiler.